jueves, 5 de marzo de 2009

El sumiso Profesor Rath

El Ángel Azul (Josef von Stenberg, 1930) fue la película que encumbró a Marlene Dietrich y el personaje de Lola-Lola le dio el aura de mujer fatal que le acompañó siempre. Sin embargo, el personaje clave de la película y la creación más asombrosa es la del actor Emil Jennings como el Profesor Rath.

El Profesor Rath es un hombre prudente y estimado en la ciudad, famoso por su severidad con los alumnos. Una noche sigue a algunos de ellos al cabaret El Ángel Azul, donde asiste al espectáculo de la bella Lola-Lola. Ya nada será igual para él.

Usualmente la crítica describe cómo el personaje del Profesor deviene en un pelele humillado por la cantante. De hombre sabio se transforma literalmente en un payaso y cae en la ignominia. Lola-Lola se ha convertido en la mujer sin escrúpulos destructora de la buena moral.

Desde la perspectiva D/s, la historia podría tomar otro cariz: el Profesor que siempre ha vivido constreñido por reglas de buena conducta decide desafiar a su sociedad y a su estatus. Él ama realmente a Lola-Lola y se hace su esclavo, su hombre payaso, su obediente servidor. Probablemente sean los años más felices de su vida.

En la escena, el Profesor Rath da el primer paso hacia Lola-Lola. Aún mantiene la compostura, pero no puede evitar ponerse a cuatro patas para recoger los cigarrillos que torpemente ha tirado. Y la defiende caballerosamente del capitán baboso, haciendo público así su interés por ella.

2 comentarios:

Dillinger is dead dijo...

El profesor Rath es retratado como un pelele, pero tal vez el pelele no sea más que un sumiso visto como algo ridículo desde una visión sexista según la cual el hombre tiene que ser dominante.

Te propongo, Seibra, dos imágenes de sumisión masculina vista como algo muy sensual y no estereotipado ni ridículo: Keanu Reeves sobado y chupado por las tres vampiras de Dracula (la de Coppola), y Jude Law metafóricamente sodomizado por Jennifer Jason Leigh, que le conecta un fálico biopuerto en eXistenZ. Las dos me parecieron escenas muy eróticas cuando las vi en su día.

seibra dijo...

Gracias por tus sugerencias. Debo admitir que mi tendencia es a buscar personajes dominantes y no sumisos, así que los que me propones me dan nuevas ideas.

Besos.