lunes, 2 de noviembre de 2009

Voyeur reprimido en Peppermint frappé

Peppermint frappé (1967) es una de las películas emblemáticas de Carlos Saura de la década de los 60 y primeros 70. Provista de una fuerte simbología y altas dosis surrealistas -incluido homenaje a Calanda y Luis Buñuel- la película retrata la represión sexual y erótica de los españoles de la dictadura.

Julián (Jose Luis Lopez Vázquez) obsesionado con la extranjera desinhibida, Elena (Geraldine Chaplin), esposa de su amigo Pablo (Alfredo Mayo). Los deseos reprimidos, el erotismo sepultado bajo la mirada obsesiva tras la cámara, la imagen de la mujer deseada copiada en otra más dócil y más manejable, Ana (de nuevo, Geraldine Chaplin).

Es mi pequeño homenaje a Jose Luis López Vázquez, capaz de lo peor y de lo mejor en el cine, enormemente versátil, popular por sus personajes de "perseguidor de suecas" pero dotado de un genial talento dramático. Para mi, uno de los grandes actores de nuestro país.

2 comentarios:

maiKO{RJ} dijo...

que actores mas grandiosos..... besos mi peqeña seibra

seibra dijo...

Lo son, Alfredo Mayo tenía una fuerza tremenda. Ahora solo nos queda Geraldine Chaplin, que sigue tan dulce y a la vez tan enérgica como cuando era joven.

Besos, preciosa dama.