lunes, 23 de noviembre de 2009

Escena con pretensiones en Striptease

Striptease (Andrew Bergman, 1996) pudo ser la apología de la danza sexy y lujuriosa y se quedó, como suele pasar en las películas con elevadas pretensiones, en un truño colosal. Y es una pena porque Demi Moore se lo curró a fondo: se machacó el cuerpo en el gimnasio y lució más sensual que nunca (luego hizo La teniente O´Neill como para despistar). El argumento daba pena: una madre en paro que lucha por la custodia de su hija y que se hace bailarina de striptease en un tugurio, etc, etc.

Pero como digo, Demi Moore echó el resto. La escena, con un tema de Annie Lennox, es otro poledance, con dos detalles que me gustan especialmente: la ropa masculina, que es tremendamente morbosa y, especialmente, el uso de la corbata, que da mucho juego.

2 comentarios:

gata{ADC} dijo...

Esta si que era mala de narices la verdad.

seibra dijo...

Es que hay diferencia entre peli con pretensiones y peli para pasarlo bien.

Showgirls es peli de pasarlo bien y no sentar cátedra: como no tiene pretensiones gusta a pesar de lo mala que es.

En cambio, Striptease quiere hablar del sacrificio materno y blabla. Pica alto y se hunde miserablemente.

Gracias por tu visita, gata{ADC}