jueves, 3 de septiembre de 2009

Fetichismo en Crash

Me refiero a Crash de 1996, dirigida por David Cronenberg -director que tenemos abonado a este blog-. Con nuestro morbosete preferido -y también abonado- James Spader. Se trata de una adaptación de la extraña novela de James G. Ballard sobre gente fascinada por los accidentes de coches y las heridas, traumatismos y cicatrices que éstos producen. No sólo fascinada. Gente a la que erotiza el olor a quemado, el dolor y los hierros retorcidos sobre la carne.

En la escena, James (James Spader) y Gabrielle (Rosanna Arquette) se calientan mientras prueban un lujoso descapotable. Ella, con su cuerpo roto, juega a seducir a dos bandas. El pobre vendedor no da crédito y quizás tampoco muchos espectadores. La película cuenta con la misma cantidad de detractores como de fans, por su frialdad y la terrible descripción de los comportamientos que hace: mezclar sexo con accidentes de tráfico es un ejercicio perverso.

4 comentarios:

gata{ADC} dijo...

La película es un pálido reflejo de la novela. Esta mas fría aun mas... perversa con las relaciones mas extrañas aun...
Las dos, pelicula y novela dejan y regusto extraño

seibra dijo...

La novela la tengo pendiente, tengo ganas de leerla y con tu comentario, aún más. Gracias y besos.

amigospanko dijo...

Un pedazo de película. Explica cómo un fetichismo puede ser poderoso en la mente de una persona, en este caso de todo un grupo. También cómo si a tí ese fetichismo concreto te deja indiferente, tiene - en cambio - el poder de excitar la mente de otras personas. Por lo que comentáis, vale la pena leer la novela. Está en castellano?

Mar dijo...

La novela está en castellano en Ediciones Minotauro.

http://www.scyla.com/libros/721/biblioteca_jg_ballard/ninguna/crash

Saludos.