martes, 8 de septiembre de 2009

Una escena de Todo es mentira

Todo es mentira (Álvaro Fernández Armero, 1994) es una estupenda comedia sobre relaciones de pareja, que tiene una fiel legión de admiradores. Narra los difíciles comienzos de la relación amorosa entre Pablo (Coque Malla) y Lucía (Penélope Cruz) y a la vez, las también complicadas relaciones de pareja de sus amigos.

En la siguiente escena, Lucía y Pablo desayunan con toda la naturalidad del mundo. Es la escena más vainilla del mundo entre dos enamorados que están aprendiendo a convivir y que se encuentran con jodidos inconvenientes que lo estropean todo. Lucía es una gran manipuladora y tiende a dominar la relación de manera sibilina. Pablo es de genio vivo, pero también capaz de ceder territorio por amor. La lectura D/s de la escena creo que puede ser viable: Lucía mordiendo la manzana y suspirando por zumo de naranja y silencio. Pablo refunfuñando, pero obedeciendo los deseos de su amada.

4 comentarios:

Maiko dijo...

Con ese rostro tan angelical y en ocasiones que bien hace la rabalera jajajajajaja.
Vaya con la Dominantona......
besossss

seibra dijo...

Estoy de acuerdo, Maiko linda. Penélope Cruz domina ese tipo de escenas, parece que se suelta el pelo, la muchacha... Y al pobrecillo de Coque Malla es que se lo come.

Besotes.

gata{ADC} dijo...

SSSSSsiiiii me acuerdo de esa peli....
Pw aun no era Pe.

seibra dijo...

Jajajaja, en aquella época aún era una jovenzuela con aspiraciones. En esta peli ella me gusta, tiene un par de escenas preciosas.

Besos, gata{ADC}