lunes, 31 de agosto de 2009

A los pies del Amo en Barridos por la marea

Barridos por la marea (Guy Ritchie, 2002) es una de las películas más vapuleadas por la crítica en toda la Historia del cine, y, por eso, en este mundo donde reina el gafapastismo, para mi merece toda consideración. Lógicamente todo el menosprecio viene por Madonna, que la protagoniza (si tu marido es el director, lógico protagonizarla), pero aquí no nos metemos en crítica capciosa.

En la historia, Amber (Madonna) es una rica insoportable que va de crucero y hace la vida imposible al capitán del barco, Giuseppe (Adriano Giannini). Los dos naufragan y se quedan tirados en la típica isla desierta y allí, como es natural, surge el amor y etc.

Pero lo interesante -y genuinamente D/s- es el cambio de rol que se produce en la isla, cuando Amber se transforma en una mujer sumisa y enamorada del único macho que hay en cien kilómetros a la redonda: Él, hacia quien solo queda postrarse. La escena es incomparable, a mi me encanta.

5 comentarios:

kaya dijo...

Una vez mas me sorprendes amiga seibra.
Preciosa escena que, además... me recuerda a momentos de intimidad con mi Amo ;)
La buscaré y me la descargaré...jjj.
Besitos preciosa y una vez mas, muchas gracias por tu blog :)
kaya

seibra dijo...

Verdad que es bonita... Si es que esos críticos gafapastosos no tienen ni idea!!!

Besos mil para ti, gracias por venir.

Morgana Vatori dijo...

No puedes imaginar el cosquilleo que he sentido entre las piernas durante estos 37 segundos. Seguramente sí puedes imaginartelo, así que ya te lo imaginarás.

Pues no se como será Madonna en el resto de la película, pero en esta escena no lo hace del todo mal. Los temblores, las manos adorando lo que besa... Me resulta todo tan, tan, tan familiar...

jade dijo...

Una escena preciosa en verdad, y no solo por el gesto de ella, sino por cómo lo acepta El ;)

Un beso :)

seibra dijo...

Ese cosquilleo es único, Morgana. Me alegro de que la escena te lo haya provocado. Besos.

Cierto, jade, en esa escena -y en todas las escenas D/s- son Él y ella los artífices de toda la belleza. Otro beso para ti.

Gracias por vuestra visita.