martes, 22 de septiembre de 2009

Esposa sumisa en Marnie la ladrona

En Marnie la ladrona (Alfred Hitchcock, 1964) se desarrolla una compleja trama de frustraciones sexuales y problemas de autoestima de esos que tanto gustaban al Maestro Hitchcock. Marnie (Tippi Hedren) va de un lado a otro cambiando de identidad; en cada trabajo que ocupa seduce a su jefe para luego robarle... hasta que es descubierta por Mark (Sean Connery).

En la escena, Mark y Marnie están de luna de miel. Ella ya sabemos que es frígida perdida -por múltiples traumas de su infancia- y él, que es absolutamente malvado, no está dispuesto a quedarse con la miel en los labios. Un gesto brusco que la desnuda, disculpas a continuación... a ver si no es tan malo como aparentaba. Pues no, la mirada sádica de Mark, que se acerca a su esposa inexpresiva, nos dice todo acerca de sus aviesas intenciones.

4 comentarios:

Maiko dijo...

mmmmmmmmmmmmmmm que escena , que escena ñasssssssssssssssssss
besitosssssssssssssss

seibra dijo...

Jajaja, es que lo que no perpetrara el maestro Hitchcock, menudo pervertido genial. Me alegra que te haya gustado.

Más besos.

BELMAR dijo...

:P

Dita bi Teese dijo...

y además la clásica referencia al agua, al mar, a través del ojo de pez al que se queda mirando fujamente Marnie... metonimia para sexo...