viernes, 31 de julio de 2009

Bondage en Afterhours

Afterhours (Jo, que noche, 1985), es una comedia de Martin Scorsese que tiene un puesto de honor en su filmografía. Narra la aventura nocturna de Paul (Griffin Dunne), un tipo gris, por el peculiar submundo de Nueva York, lleno de gente rara y lugares peligrosos.

En la escena, Paul ha llegado a casa de Kiki (Linda Fiorentino), una escultora que ha conocido al principio de la noche. La encuentra atada y piensa que ha sido víctima de un robo, pero... la atadura es tan bonita y elaborada. Cuando aparece en escena Horst (Bill Patton), bien adornado de correajes y cueros, ya todo empieza a cuadrar...

4 comentarios:

Robe dijo...

Una película bella y alegremente sórdida. De hecho no es esta la única escena con conotaciones BDSM, aunque el resto son más indirectas llegan a ser incluso más potentes. Como se suele decir gran desconocida (que buen gusto!)

seibra dijo...

Quizás ese título en castellano (Jo, qué noche) haya hecho que se crea que esta película es una más de las comedias tontorronas de los ochenta (contra las que no tengo nada, pero es que ésta no es eso. Es una película de Scorsese... y casi sobra todo lo demás).

Gracias por tu visita, Robe, es un placer volverte a saludar.

sonndemmar dijo...

María de mis amores y olé viva Cai Y su bahía... te dejo este comentario aquí ya sé que muy poco propicio pero es que me he quedado parada con tu entrada de hoy en ROXANNE... Te puedes creer morena mía… Que yo hoy tbn he ido a la pelu y que me tiño ya ni se sabe desde cuando por el mismo problema con las sienes nevadas que a mi se me riza con la humedad de estos lares pero estos días que hace un calor de muerte aprovecho y me lo alisan que cuando me veo digo para mi esta quien rayos es... jjjj... Y Que me miro como tu en todos los cristalitos apañados que me encuentro... joer nena... esto es la repera… De veras que a veces me alucinan ciertas casualidades que ya no se si son tales entre vuecencia y yo...

PD.. Te echo mucho de menos Gaditana... besos y a seguir yendo a la playa jodida… Yo hasta noviembre na de vacances… Lo mío son los ramitos de violeta... ay dios… ampáranos... besos besos besos

Manu

seibra dijo...

Gallega de mis entretelas, cuando nos leímos/olfateamos por vez primera creo yo que en el interior de nuestro interior supimos quién demonios era cada una y joder... tú aquí y yo allí -o al revés- pero el vínculo ya se creó.

El alisado casi está ya caput, pero bueno, ayer lo disfruté, qué leche.

Te quiero, bandida.