jueves, 20 de agosto de 2009

Una escena de Casino

De nuevo con Martin Scorsese, aquí en la magistral Casino (1995), una tremenda película sobre la mafia de Las Vegas que cuenta el auge y caída de un mafiosillo de tres al cuarto lleno de ambiciones, "Ace" Rothstein (Robert De Niro). A su alrededor un brillante escenario -Las Vegas, ya saben- y personajes excesivos.

Entre ellos destacan Ginger (Sharon Stone), cocainómana y sufrida esposa del mafioso y Nicky (Joe Pesci), su mano derecha. En la escena, Ginger acude a Nicky para pedirle consuelo. Es que su vida es un verdadero asco -tantos millones, tanta coca, tanta soledad-. Nicky, que ya sabemos cómo las gasta -un auténtido psicópata, de los que Scorsese tanto mima-, escucha y consuela a la chica y parece que hasta podría asomar un viso de ternura.

La escena siempre me resultó muy turbadora. Del consuelo a los besos tiernos y de ahí, al gesto de la mano sobre la nuca... Ella, absolutamente dócil, parece que estaba pidiéndolo a gritos, no se.

2 comentarios:

gata{ADC} dijo...

No he visto la peli.
La verdad es que muchas gracias por las recomendaciones, mi cultura cinematografica esta aumentando gracias a ti :)

seibra dijo...

Espero que te guste, para mi es la película donde Sharon Stone demostró ser buena actriz... y la única donde lo hizo realmente, luego no ha hecho nada digno de recordar. Su trabajo aquí es magnífico.

Gracias a ti por leerme (y por todos los comentarios que has ido poniendo, muchas gracias!!!).