jueves, 4 de junio de 2009

Una esclava en Harem

La película Harem (Arthur Joffé, 1985) no es gran cosa pero el argumento no deja de ser curioso -y para una amante de la D/s, sugerente hasta decir basta-. Un jeque árabe se encapricha de una joven neoyorquina, moderna y enérgica y, dado que posee un harem nutrido y lleno de bellezas, ¿por qué no embellecerlo aún más con una perla de Occidente? Así que la rapta y se la lleva a casita, para poseerla, dominarla y todo lo demás. Suculento, no me digan que no.

En la escena, Diane (Nastassja Kinski, tan guapísima) es adornada y ataviada como esclava para aparecer por primera vez ante su nuevo Dueño y raptor. Selim (Sir Ben Kingsley) se mostrará todo lo elegante, sobrio y contenido que se espera de un caballero. Hay odio por una parte, curiosidad y deseo por la otra... Memorable.

2 comentarios:

LADY_BLUE dijo...

ENCANTADA DE VISITAR TU ESPA IO ES UN PLACER LEERTE

seibra dijo...

Gracias, sea bienvenida.