miércoles, 2 de diciembre de 2009

El clásico striptease interruptus en Gilda

Qué decir de Gilda (Charles Vidor, 1946) que no se haya dicho ya. Cine negro del bueno, pasión destructiva y prototipo de femme fatale, Gilda no es sólo buen cine. También ha traído consigo un puñado de buenas anécdotas cinéfilas, de esas que gusta contar y escuchar. Y, por supuesto, es la obra cumbre de ese animal cinematográfico (con permiso de Ava Gardner) que fue Rita Hayworth.

El striptease que no es tal es una lección magistral de cómo ser descarada y llevar a la perdición a todo hombre que se cruce en el camino. Gilda actúa y canta Put the blame on Mame (Ëchale la culpa a Mame, que parece era una artista francesa de striptease!!). Provoca la lascivia del personal y un monumental cabreo a Johnny Farrell (Glenn Ford), que muerto de celos... abofetea a Gilda (mmm).

Como ya está todo dicho en un sinfin de buenas críticas que hay en toda la web, yo por mi parte les ofrezco la letra de la canción (de Doris Fisher y Alan Roberts), por si se animan.

When they had the earthquake - in San Francisco-back in 19`6
They said that old mother nature -
was up to her old tricks.
That's the story that went around,
but here's the real lowdown-
Put the blame on mame boys,
put the blame on mame
One night she started to - shim and shake-
that brought on the `Frisco quake
So you can, Put the blame on mame boys,
put the blame on mame.
They once had a shootin' -
up in the Klondike when they got Dan McGrew
Folks were puttin' the blame on -
the lady known as Lew
that's the story that went around,
but here's the real lowdown-
Put the blame on mame boys,
put the blame on mame
Mame did a dance called the Hichy-koo,
that's the thing that slew McGrew
So you can, Put the blame on mame boys




9 comentarios:

Ana dijo...

Que peliculón!!! y que peazo de mujer.
Me encanta ésta pelicula.

Besos guapa.

seibra dijo...

Peliculón, tú lo has dicho, me encanta esa expresión. Peliculón!!!

Besos, sirenita Ana.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Por gracias mil a la autora de este blog por acordarse de los sumisos-fetichistas mitómanos y deleitarnos con esas imágenes que permanecen en la retina de varias generaciones más de 60 años después.

Y es que hembras como Rita Haywoord o como se escriba ya no se hacen, vive Dios, y vestidos con esos guantes y esa textura sólo sirven a día de hoy para que adolescentes anoréxicas digan que van de nosequémarcadiseñadormarica cuando cubren sus huesos.

Gilda, bajo mi punto de vista, es la viva imagen de la perturbación y el deseo, de cómo un hombre se puede jugar la bolsa y la vida por una mujer y morir sonriendo si es menester por haber estado en sus brazos...y encima hay una escenilla en la película que se desarrolla en un baile de disfraces y...lleva un látigo y todo!!!

Ah, y la película está muy bien también, cuando se hacía cine negro de cualité.

Un besazo

seibra dijo...

Querido Spirit, gracias a ti por tu sugerencia.

En la publicidad de la película los carteles titulaban : "Nunca hubo otra mujer como Gilda", asi que ya ves, ni ahora ni en sus tiempos, había quien igualara a Rita H. O al menos eso pensaba mucha gente.

Gracias por tus siempre interesantes comentarios. Y que sepas que se te echa de menos en tu blog, que me gustan tus tochos una barbaridad.

Dita bi Teese dijo...

Sublime. irrepetible. los movimientos de ella de un lado a otro en parte porque no se podía mover con la faja+vestido... :) pero me encanta. y el brillo del vestido... ese tejido ¡mh!

seibra dijo...

Saludos, Dita, hacía tiempo que no coincidíamos.

Me picó la curiosidad con tu comentario: el vestido negro de Gilda salió a subasta el pasado mes de abril a partir de 30.000 dólares, ya ves, y parece que Rita estaba embarazada cuando grabó la escena, así que debía estar muy apretadita...

Besos.

Morgana Vatori dijo...

Pocas veces he visto tanto erotismo tan elegante concentrado en tres minutos.

La famosa excena del primer guante es espectacular; pero el guantazo es aún mejor si cabe.

Gracias por el video. Hacía tiempo que no lo veía.

Un beso.

Morgana Vatori dijo...

Por cierto, si has visto Ágora, supongo que esto ya lo sabrás; si no, busca una escena en la que, por la noche, mientras la profesora y dueña duerme, el esclavo le toca con reparo un pie. Es fascinante.

(Este comentario no hace falta que lo publiques guapa. Un beso!)

seibra dijo...

El guantazo es el GUANTAZO por antonomasia. Nunca hubo una bofetada mejor en el cine ( igual que nunca hubo mujer como Gilda).

Buscaré la escena de Ágora (peli que no he visto, por manías mías), gracias por tu sugerencia, que por supuesto publico, que para eso es una sugerencia!!!

Me alegra mucho saludarte Morgana, se te echaba de menos. Un beso grande.